Diseños de piel con carácter y personalidad propia.


Después de 10 años trabajando en la industria Automotriz, el emprendedor originario de Toluca, decide empezar un nuevo reto con la idea de enaltecer la calidad y creatividad de los mexicanos, un proyecto que pudiera ser reconocido a nivel mundial.


Jose Centeno Guerra es el fundador de Veneno, una marca de artículos de piel que no solo se caracterizan por su gran calidad, sino también por sus diseños que apuestan por una simplicidad elegante y estilizada.


Estudió ingeniería Mecatrónica, pues una de sus pasiones es el automovilismo y esto se ve reflejado en los diseños, muchos de estos inspirados en los autos de carrera. Las cosas pasan por algo, podría decirse en el caso de José, ya que ha podido combinar lo que más le gusta, con el negocio familiar. Su familia ha trabajado con piel desde hace ya dos generaciones. El proyecto nace justamente al ayudar en un proyecto en la empresa familiar:


“...estaba buscando una idea que pudiera reflejar la pasión y fuerza que nos caracteriza a los mexicanos. Un cliente hizo un pedido especial de unos extensibles de reloj de alta gama en cocodrilo, otro cliente una billetera especial de diseño Europeo… las partes hicieron sentido… ahí nació Veneno”


Aunque muchos pudieran pensar que la carrera que el emprendedor de 34 estudió no tiene nada que ver con la industria del diseño de piel, él piensa que el haber estudiado una ingeniería le dio otras herramientas que le han permitido ir resolviendo problemas que se han presentado para el desarrollo de marca.


José trata de que en Veneno exista una cultura de trabajo en equipo con todos los demás colaboradores (en total 7). Todos los integrantes del equipo valen lo mismo, tienen una comunicación abierta y fluida, todos opinan y aportan lo que piensan; Al final todos juntos llegan a las mejores decisiones para el negocio. La calidad, el proceso creativo, y en general todas las tareas se agilizan mucho cuando todos están enfocados en lograr las mismas metas.


Su pasión e ingenio han sido claves para el éxito de la empresa. Cada diseño y fabricación de los mismos, fueron pensados para que fueran piezas únicas, exclusivas, pero sobre todo, que fueran piezas con las que la gente se pudiera identificar. Los clientes, son lo más importante en el negocio, buscan entusiasmarlos y contagiarlos con su filosofía: Transmitir al mundo, a través de la piel, la pasión y fuerza que nos caracteriza a los mexicanos. Al final, la mayor satisfacción para el equipo de Veneno, son las reacciones positivas de sus consumidores.


“En un día típico, normalmente me levanto a las 6am, doy un vistazo a mis redes sociales, me preparo para ir a la fábrica, dejo a mi hija en su escuela. Ya en la fábrica reviso el estatus de la producción, plan de trabajo del día y de la semana. Dedico un par de horas a diseñar nuevos productos, un par de horas con clientes, y a veces resuelvo problemas técnico que hayan surgido. Por la tarde cuando llego a casa cenamos en familia y en la noche reviso y programo las campañas de publicidad. En promedio trabajo entre 12 y 14 hrs diarias y unas 6 los Sábados y Domingos.”
A pesar de que José redujo sus horas para estar con familia y amigos, el convertirse en un emprendedor le ha brindado una gran satisfacción personal.
“...tengo el control sobre todas las áreas de mis proyectos. Se que el reto es grande pero, entre más grande y complicado, más me motiva a seguir adelante...”
La industria Marroquinera es una de las más antiguas de México. Durante los últimos años, ha tomado gran auge debido al aumento en la manufactura de artículos de piel, todo esto impulsado por la moda, es por esto que sobresalir en la industria de la curtiduría no es tarea fácil, sobre todo por los trámites excesivos y la mentalidad del consumidor mexicano. Esto poco a poco empieza a cambiar, sin embargo, siguen siendo sus más grandes obstáculos.
Veneno, a corto plazo tiene planes de incrementar la penetración de marca en el mercado de accesorios para Dama y Caballero a través de propuestas de diseño atractivo, vibrante y funcionales.La fuerte tendencia a comprar marcas más reconocidas (casi siempre extranjeras) es otra barrera que enfrentan muchos emprendedores en sus comienzos, pero consistencia, decisión e ideas diferentes, es lo que ha hecho que Veneno sobresalga. Como mexicanos, deberíamos apoyar marcas que están haciendo algo por el país, recordemos que las empresas mexicanas como Veneno, utilizan productos locales, tienen una conciencia ambientalista, y generan empleos dignos a nuestra sociedad.
Estos son los puntos más importantes para José a la hora de emprender.
• Decídete a hacerlo.
• Aprende a improvisar, rara vez las cosas salen de acuerdo al plan.
• Apóyate de otras personas, haz relaciones.
La piel, sus texturas, colores, imperfecciones son el lienzo en el que se busca transmitir la herencia tan rica de nuestro México, pero con un toque moderno y alegre. La vida está llena de colores, texturas e historia y los artículos de Veneno buscan transmitirlo
“...intentenlo, México es un gran país por sus riquezas naturales, pero también por su gente. Necesitamos generar empresas reconocidas a nivel mundial para mejorar la percepción internacional de nuestro país, pero también, para mejorar la calidad de vida de nuestras comunidades. Necesitamos esforzarnos por sacar adelante a nuestra gente.”


Otros Blogs