por @edavidm


El Palacio de Bellas Artes, fue el primer recinto cultural de todo México en exhibir objetos artísticos para su contemplación, es decir fue el primer museo de arte en Me?xico.

Porfirio Díaz durante sus últimos años de gobierno, quería representar su lema “Orden y progreso” en una edificación, dándole inicio a la construcción en el año de 1904.

Fue inaugurado el 29 de septiembre de 1934, por el entonces presidente Abelardo Rodríguez. Desde aquella fecha hasta el día de hoy, en el Palacio de Bellas Artes se han exhibido más de 100 mil eventos, los cuales han sido conciertos, obras de teatro, danza, ópera y exposiciones artísticas-plásticas como: pintura, fotografía, escultura, etc.

Algo curioso de la arquitectura de este lugar es que de día es una y de noche cambia completamente. Esto es debido gracias a que todo el palacio está cubierto de mármol, este material crea un efecto donde en el día, la luz del sol se refleja de una manera brillante y calurosa, y en la noche, gracias a las luces artificiales que el palacio posee, el recinto se convierte en una estructura contrastada por rojos y azules neones intensos, colores perfectos para apreciar los detalles que esta estructura Art Nouveau posee.

La mejor manera de contemplar la arquitectura externa de este lugar, es desde el mirador de la Torre Latinoamericana, el cual además de ofrecerte una magnífica vista del palacio, te brinda la oportunidad de observar toda la Ciudad de México desde los cuatro puntos cardinales.

El Palacio de Bellas Artes es en definitiva el lugar que por ley debes de visitar en la Ciudad de México.

Redes sociales: @edavidm


Otros Blogs